Como buena amante del café he decidido hacer esta nueva sesión en mi blog llamado “Mis Viernes”. Desde muy pequeña mi abuela nos los daba a probar y claro una cantidad bastante pequeña, pero desde ese entonces he conocido el valor de tomarse una buena taza de café a la hora que sea. Algo que comenzó unos años atrás a tomar auge en Puerto Rico, y que nace del amor al café, son los llamados “coffee shops”. Detalles tan grandes como la decoración del establecimiento hasta la creatividad en sus platos y no menos importante sus cafés han hecho que cada día más me enamore de estos lugares.

 

Por esta razón quiero mostrarles los “coffee shops” que me gusta visitar y a los que voy por primera vez para que puedan compartir conmigo este grato momento y de una vez se atrevan a experimentar lugares nuevos.

A pesar de que Halloween pasó, les quiero mostrar este coffee shop localizado en el Viejo San Juan llamado Quimera Café Literario. Algo que me llamó la atención de este lugar fue la decoración detallada que tenían en el mes de octubre, desde los libros como los de: Drácula, el poeta Edgar Allan Poe o sobre historias de terror hasta el menú con nombres de personajes de películas famosas como el “Juliette Latte” o el “Verso Oculto” como el affogato (shot de espresso con helado) que pueden apreciar en la imagen de abajo.

Algo que aprendí mientras hablaba con el barrista, es que tratan de cambiar la temática de la decoración por lo menos cada tres meses y esto lo hacen, según los libros que hayan llegado nuevo o según la temporada del año ¿Creen que ahora decoren todo de Navidad?

Tuve la oportunidad de tomar un café latte y en mi caso lo pedí con leche de almendra, y esto es algo que pido con miedo porque no muchos saben hacer una buena taza de café con este tipo de leche sin que tenga un sabor pobre. Cuando me dieron mi taza y pude saborearla, puedo decirte que me goce cada sorbo y lo hicieron exactamente como lo había pedido. El affogato a pesar de que, de no haberlo pedido, lo probé y lo único que les diré es que necesitan pasar por esa experiencia, aunque sea una vez en su vida.

 

Solo he tenido la oportunidad de ir dos veces y en esas ocasiones solo pedí café, pero en menú pude ver que tienen variedades en crepes, wafles, postres, jugos y entre otras cosas de las que podrás degustar. Volveré a visitar este lugar sin duda alguna, tiene un encanto único, especial y lleno de magia. Los empleados tienen el toque para hacer esos cafés riquísimos y el ambiente es bien tranquilo para hacer trabajos de la universidad, alguna reunión o solo para tener un momento tranquilo y por si las dudas, sí tienen wifi disponible.

 

Podría seguir hablando de este lugar tan cautivador, pero me encantaría que ustedes pasaran por la misma experiencia que yo tuve la oportunidad de tener. Hasta el próximo viernes y pendientes al próximo lugar que estaré explorando.

Lola
1 Comment
  • Suleika

    Lo anotare en mi lista para cuando vaya a PR en Dec. Gracias

    November 10, 2019 Reply

Leave a Comment